Lunes - 20.Noviembre.2017

ver las estadisticas del contenido recomendar  contenido a un amigo

Orgullo, ese gran desconocido

La definición de mountain bike difiere enormemente de unos a otros practicantes. Los kilómetros que se recorren, los lugares por los que se transita, las dificultades que se superan, los compañeros de ruta e incluso las intenciones propias… la enorme diferencia entre las salidas de una u otra persona puede encontrarse en una o en todas de las variables comentadas… y seguro que en alguna otra más. Recuerdo así en la pasada edición de la Talajara la zona en la que quienes realizábamos 125 kilómetros nos juntábamos con los de 80. Pasábamos allí por un pequeño descenso de piedras bastante sencillo… para muchos pero parece ser que tremendamente complicado para otros. Comentarios como "por aquí no pasan ni las cabras" salían de la boca de más de uno cuando la complicación del camino hubiera dicho yo que era entre fácil y muy fácil.

Bajada al pantano de Navacerrada

Lo sé, parece que estoy diciendo que lo mío son las rutas complicadas, las trialeras, las zonas más exigentes… y nada más lejos de la realidad. Que yo pueda pasar fácilmente por donde otros creen que es una zona difícil sólo implica que las rutas por las que transito tienen mayor complicación que las rutas por las que transitan ellos. La complicación, como en la Fórmula 1, está en compararse con el compañero, y ahí es cuando mis capacidades trialeras caen por los suelos como yo mismo. Os voy a contar un pequeño secreto sin que salga de aquí, en la Peña Ciclista Alpedrete me han rebautizado. Si en algún momento me llamaron mákina porque no me habían visto bien, y posteriormente Spielberg porque hacía vídeos, mi estelar actuación de la última salida me ha valido el nuevo sobrenombre de… Falete, porque soy capaz de caerme pisando un charquito y provocar un estruendo tal que parece que hubiera caído de varios metros en plancha… cual Falete en Splash.

Paso por el pantano

La situación comenzó al comprobar que un compañero estaba salpicando adrede a otros a modo de broma y tomé la decisión de salpicarle yo a él. Mis problemas comenzaron con aquella decisión y los culpables fueron básicamente tres: mi falta de cordura, mi dejadez para con mi bicicleta y mis pocas aptitudes como ciclista avezado. La falta de cordura viene de querer repartir la misma medicina a un médico cuya edad es "grosso modo" la mitad que la mía, la dejadez para con mi bicicleta se plasmaba en la realidad de una baja presión de la rueda delantera y el colofón estuvo en pegar un salto con las dos ruedas y ser tan torpe como para caer con la rueda delantera girada, como bien me apuntó mi amigo Eugenio. Las consecuencias a estas tres circunstancias fueron que la rueda pinchó directamente casi al tocar el suelo haciendo que fuera la llanta la que impactara, motivo por el que se me giró bruscamente el manillar parando de golpe mi avance y dedicándome de paso un bonito recuerdo en forma de moretón en mi lateral, mi cuerpo se convirtió así en un trapo que cayó de bruces contra el suelo mientras mi bicicleta quedaba paralizada por el golpe y, supongo yo, por la vergüenza ajena.

Una vez que todo lo anterior es realidad ya no caben muchas otras opciones que aceptar la situación del mejor modo posible. En mi caso la aceptación vino en forma de carcajada probablemente para evitar reconocer que en aquel preciso instante había perdido de golpe el poquito orgullo que pudiera quedarme. Sí, porque ya es habitual que en las salidas tenga yo la sensación de que si no me caigo en uno u otro lugar la ruta carece de complicaciones -a pesar  de que muchas veces soy el único que se cae y puedo hacerlo igual en una complicada bajada que cruzando una puerta-. Con mis compañeros afanándose en solventar la dañada mecánica de mi bicicleta y yo con el despiste propio de quien no acaba de creerse su pésima situación, la ruta terminó posteriormente con la caída de una compañera en un charco y las chanzas de todos comentando lo mucho que se rieron y, en algunos casos, lo mucho que también llegaron a asustarse.

llanta doblada

Yo, el nuevo Falete, puedo prometer y prometo que no ha sido la primera ni será la última vez que mis huesos dan de bruces contra el duro suelo en presencia de mis compañeros de peña, pero igualmente afirmo que seguiré intentando hacer que las zonas complicadas me resulten poco a poco más sencillas, haré lo posible por seguir a quienes más saben y pondré todo mi empeño en ayudar a esos pocos, muy pocos, a los que yo pueda enseñar algo en esto del mountain bike. El orgullo ha de seguir siendo para mi ese gran desconocido, porque quienes no sabemos y debemos aprender en presencia de los demás no podemos permitirnos bajar de la bici por una mera cuestión de orgullo. No se trata de hacer el cafre sin cabeza, se trata de intentarlo una y otra vez para, llegado el caso, poder decir que se ha conseguido el objetivo. Mientras, espero que esos compañeros de peña que se ríen conmigo en mis caídas sepan perdonar el retraso que éstas les producen… y puedan seguir pasándoselo en grande comentando la jugada.

 

Comentarios

0 Caracteres escritos / Restan 1000
¿Deseas recibir notificaciones de futuros comentarios?
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
el gabacho dijo...
vaya, qué faena! Siento que la ruta no transcuriese como tenías pensado. Animo!!
el gabacho - [13/03/2013 22:26:47] - ip registrada
ir arriba

v.03.15:0,072
GestionMax
Bicipasión   contacto   política privacidad   aviso legal   buscador   ayuda   mapa web   
Los vídeos propiedad de MotorGiga han sido rodados en carreteras cerradas al tráfico y realizados por conductores especialistas. Los editores de MotorGiga no se hacen responsables de cualquier otro vídeo expuesto en la página web, cuya responsabilidad corresponderá a sus autores o propietarios.
Los vídeos de esta web se reproducen con el FLV Player [http://flv-player.net/]
versión móvil

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar